28 oct. 2013

Invencibles

No importa, nada importa ya...
Pues es cierto, los golpes fueron fuertes, su sombra nos arrastraba y nos hacia caer. Entre lágrimas nos ahogamos y por momentos la luz no entraba en esta oscuridad...
Pero no importa.... ya nada tiene importancia pues nuestros pasos son cautivos del tiempo y las palabras que no habremos de decir ya fueron olvidadas, el mar de lágrimas que descansa en tus ojos, en los míos comienza a encresparse...
Y cubiertos de oscuridad, de desencuentros, de ilusiones olvidadas, perdemos el hilo de las cosas al intentar atraparlas...
Pero acaso tiene importancia algo de todo eso?
No... ya no.... ya nada de todo eso importa pues no estamos solos. Juntos, nosotros, los animales de colores recorremos ese camino que nace en lo más profundo de nuestros corazones... y los golpes  no nos haran caer. Intentarán perdernos, nos confundirán, nos aturdirán y nos marearán intentando hacernos perder el rumbo; pero no lo conseguirán porqué nuestra vista permanece clara y nuestras manos siempre unidas. La voluntad nos conduce allí donde han de descansar todas nuestras risas, todas nuestras lágrimas... Y abrazados, nos montamos sobre la vida sabiendo que estamos juntos en todo esto, pues así lo elegimos...
Los golpes fueron más fuertes; pero eso a nosotros ya no nos importa...
Sonrie y me veras maullarte una vez mas...porque no, no, ya nada de eso importa...

No hay comentarios:

Publicar un comentario