11 feb. 2014

delimitando conflictos

Que pienso, que sé que siento, que ya da igual, que lo olvide... pero ya no está, se perdió entre el polvo...

Que creo, que puedo y que cuando me doy la vuelta ya no soy capaz... Vaya, otra vez me equivoque al mirar. Que quiero, que sueño, que se me van las ideas entre las hojas. Que ya voy, que ya vengo, que ya no me importa lo que nos ha de pasar. Que dolió, que a veces sigue doliendo, que se me resienten las heridas al cerrar los ojos...

Que me encanta cuando te crees que te creo...

Que juego a ver si me vuelves loco y me entretengo contando los movimientos que te faltan para conseguirlo... pero al final... al final sabes que seré yo el que de el jaque.
Que poco a poco se acaba esta prolongación del lunes en el que se convierten todas mis semanas, que se me acerca el momento de decidir que ya puedo, que ya quiero pero que tropiezo de nuevo..

Y de vez en cuando pienso que soy o no estoy, que estoy o simplemente no soy; que ya no me afecta que ya está, que a fuerza de repetirme que pasó, realmente ha pasado...

Cansancio.... no, no es eso lo que siento. Aprisa ventilo las ventanas de todas esas habitaciones en las que nunca había entrado. Que descubro que vuelo, que ando y que cuando me quiero dar cuenta de nuevo voy medio loco por los pasillos...

No, no tiene sentido por que en el fondo no quiero. Que el miedo me cala, hasta que me arranco y me atrevo a morderte las ganas otra vez.... perdona, me quede dormido mientras me hablabas...

Vuelvo, vuelves y aunque no queramos volvemos; ya está escrito, y así se ha de quedar. Al dormir araño el techo, todas las luces se apagaron ya...
Que me preocupo o me ocupo, depende del día, de olvidar o de recordar, depende de la canción. Y a medias buscaba yo la medida entre el desinterés y el juego...
Invertidas me salen las sonrisas cuando pienso en nada en particular, golpeo las baldosas al caminar... Que bajo, que subo, que no quiero mirar ahora que no quiero, que no pienso que haya llegado el momento aún y se que cuando llegué me encontrará con el alma trasnochada intentado hacer un esfuerzo por recordar que fue lo ultimo que dijiste...
Que digo, que hablo, que al oír mi voz me callo, que grito y sonrió a la vez para que no te des cuenta de que los sueños salen volando, que en silencio rumio las palabras que susurro.. Y miro y observó, y confundo todos los contornos. Y leo y escribo lo que quiero, lo que puedo, lo que me dejo... y leo o canto, murmuro esa canción con la que una vez me dormí...
Y continúo desmadejando los versos; sobre la mesa un café que últimamente siempre me tomo frío, ya ves que sigo sin saber calcular el tiempo...

Que paseo entre tambores, que por un momento creí oír el repiqueteo de cien campanas en mis oídos; que soy y me invento, que te imagino y te borro. Creo la ilusión, callo la fuerza, me escondo tras las manos.... que mis dedos conjuran la locura de un día eterno al salir el sol, que las noches se me velan y el papel mojado no termina nunca de secarse...

Que ansió, que me inquieto, que se me revuelve la rabia a ratos, que me arden los ojos constantemente, que la sonrisa se me tuerce... pero descuida conozco la forma de hacer que no te des cuenta...

Que de una vez por todas cometeré el desliz de pronunciar aquello que se me quedó atragantado... pero no, no será hoy ni será mañana y tal vez no sea nunca; pues mañana estaré tan cansado, que apenas si tendré tiempo de acordarme de las promesas que hice...

Termino y empiezo por donde habré de continuar al finalizar el día, de par en par, por tres multiplico las horas que me faltan de sueño y el sabor amargo de ese día perenne habita en mi lengua, que ya no se enciende, que ya no busca, que apenas si se mueve...

Abro, cerrando a tientas las tardes aguardo una mirada, necesito que me mires así... Tal vez de esa manera sepamos hacer de una dos partes, y de tres cinco...

Que ya lo sabes, que cuando me llega el frío me parto y me abro...

Y... que así acabo, tal y como empecé y aún... aún me queda algo. Pero eso... eso creo que lo guardaré bajo la almohada quizás la noche se me haga más llevadera...

No hay comentarios:

Publicar un comentario