5 may. 2013

Nada dura cuando arde

El vertedero del sentido, allá donde se rinde el alma ante la vida del metal, muestra tus entrañas y apaga mis ojos pues la pasión no entiende de luces ni de incendios de sábanas...
Aparta la mirada, aún a tiempo en la primavera en la que fuimos agua y fuego, condenados a consumirnos, agotados nos rendiremos a la obviedad de nuestro elemento...
Nada dura cuando arde; me dijeron una vez, y yo ya me consumi en tú fuego en más ocasiones de las que pude recordar...volveré allá donde pertenezco; al agua...pero antes inventare una distancia para que no te consumas...


No hay comentarios:

Publicar un comentario