21 ene. 2014

In love

Y ha estado ahí, parada frente a mi todo este tiempo... Mirándome desde lejos, preguntandose... por qué no me atrevía a mirar... por qué temblaba si se me asomaba por la esquina porqué me escondía si me susarraba por detrás porque me estremecía de frío cuando me rozaba en la mejilla porqué el pulso se me congelaba cada vez que mis manos se entrelazaban con sus palabras...
O de porqué, asustado corría cuando la oía pronunciar mi nombre... Y ahora lo veo claro, que incluso cuando dije que no tenía miedo y sin titubeo juré que no era así que tan solo estaba siendo racional y práctico y pragmático y sensato.... Ya entonces me esperaba, sentada en banco de una calle cualquiera, de esta ciudad sin sombra. Serena, sin prisa, sabiéndose de tierra, orgullosa y fuerte en espíritu, segura de poder retener el mar en sus manos...
Me dado bruces contra ella, y al mirarla a lo ojos lo he entendido, me he visto aterrorizado ante la sola idea... y de como he estado retrasando el momento mas allá de las razones...
Y de, como ya predije...
Rompes una a una todas mis prudencias, todas mis predicciones, mis dichos y mis desdichos... Emendas todos mis jirones, recortas mis sombras y deshilas mis siluetas. Me curvas y me enredas, me desatas y me anudas despacito... Sin que me lo crea, sin pensar en qué estaba pensando...Y siento que tengo que decidir, incluso cuando ya lo hice... Y siento que no puedo hacer otra cosa que cerrar los ojos, confiar, dejarme caer y dejarte hacer...

No hay comentarios:

Publicar un comentario